SATSE pide a los partidos en el Congreso que agilicen la tramitación de la Ley contra las agresiones a los sanitarios

01 diciembre 2022
Concentración de SATSE contra las agresiones a los sanitarios

El presidente de SATSE se dirige a los principales grupos con representación en la Cámara Baja para recordarles que desde el pasado 5 de abril de 2022, no ha habido ningún avance en relación a la Proposición de Ley.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al conjunto de partidos en el Congreso de los Diputados que no dejen “dormir el sueño de los justos” la Proposición de Ley contra la violencia en el ámbito sanitario y agilicen su tramitación parlamentaria para que pueda ser una realidad lo más pronto posible.

El presidente de SATSE, Manuel Cascos, se ha dirigido por carta a los principales partidos con representación en el Congreso para recordarles que, desde su publicación en el Boletín Oficial de las Cortes, el pasado 5 de abril de 2022, no ha habido ningún avance en relación a esta Proposición de Ley, impulsada desde el PP, que sigue aún pendiente de su toma en consideración.

El Sindicato de Enfermería presentó, antes de la pandemia del Covid-19 y de manera simultánea, una propuesta de norma estatal contra las agresiones a los profesionales sanitarios al conjunto de las administraciones públicas, tanto a nivel estatal como autonómico, y también a todos los partidos políticos sin distinción alguna.

El Partido Popular fue la formación política que, finalmente, decidió presentar una Proposición de Ley al respecto en la Cámara Baja, la cual recoge sustancialmente la mayoría de las medidas y actuaciones propuestas por SATSE, pero, transcurridos ya cerca de ocho meses, nada se ha avanzado para poder dar una respuesta integral, conjunta, coordinada y eficaz en todo el Estado al grave problema de las agresiones que se producen en los hospitales, centros de salud, domicilios y otros centros sanitarios y sociosanitarios.

En el caso de las enfermeras y enfermeros, ocho de cada diez de estos profesionales aseguran haber sufrido uno o varios casos de episodios de violencia verbal (amenazas, insultos, descalificaciones…) o física (empujones, puñetazos…) debido a su estrecha relación y cercanía, tanto con los pacientes como con sus familiares.

En la actualidad, cada servicio autonómico de salud establece ciertos protocolos y actuaciones para luchar contra las agresiones de manera independiente, descoordinada y, en algunos casos, con importantes déficits, lo que provoca resultados dispares y siempre insuficientes. Por ello, SATSE ha defendido siempre la necesidad de contar con una Ley estatal que ofrezca una respuesta conjunta, coordinada e igualitaria en el conjunto del Estado.

“Esperamos que con esta norma no se repita también el lamentable bloqueo y secuestro parlamentario que está sufriendo la Ley de Seguridad del Paciente, con cerca ya de tres años de parálisis, ya que evitará nuevas episodios de violencia física y verbal y protegerá y cuidará mejor al profesional que ha sido agredido por el siempre hecho de estar haciendo su labor asistencial y de cuidados de la mejor manera posible”, apuntan desde la organización sindical.

En concreto, la Ley contempla más 50 medidas y actuaciones para acabar con las agresiones a los profesionales, como la elaboración y desarrollo de un Plan de Prevención contra la violencia en el ámbito sanitario o la creación de un delegado de prevención de agresiones y un registro nacional de actos de violencia, así como de un Observatorio Nacional.

“Sabemos que la mayoría de la sociedad nos valora y apoya de manera decidida, y así se está constatando en las movilizaciones que se están realizando en defensa de la sanidad, pero, lamentablemente, un reducido grupo de personas siguen pagando de manera violenta con los profesionales su insatisfacción por los problemas que tiene nuestro sistema sanitario y que también sufren los propios profesionales”, concluye SATSE.